SANTIAGO MONTOYA DE VISITA EN EL FC BARCELONA

Santiago Montoya, candidato a Presidente de Belgrano por la lista “Corazón Celeste”, estuvo en FC Barcelona sosteniendo algunas reuniones con autoridades del club, entre ellos su presidente, Josep María Bartomeu, con quien dialogó sobre el presente y el futuro de Belgrano.

Santiago Montoya, candidato a Presidente de Belgrano por la lista “Corazón Celeste”, visitó el FC Barcelona y sostuvo diferentes encuentros con directivos del azulgrana con el objeto de asimilar la forma de trabajar y la manera en que se mueve en la formación de futbolistas.

El sábado 04 de marzo, el titular de Encuentro Pirata fue invitado por el Presidente del FC Barcelona al partido Barcelona - Celta de Vigo, dónde se registraron las primeras conversaciones entre dirigentes, estableciendo la conexión entre clubes. En este contexto, Montoya y Bartomeu recordaron la última fecha del torneo Clasificación 1970, disputado en El Gigante, en el que Belgrano dio la vuelta olímpica ante Talleres, con gol de Juan Carlos “La Milonguita” Heredia, jugador que tres años más tarde llegó a Barcelona donde fue ídolo aún hoy muy recordado.

La visita transcurrió entre almuerzos y reuniones con directivos y gerentes del FC Barcelona, intercambiando y debatiendo ideas sobre la realidad del fútbol en ambos países.

El martes 06, Montoya se reunió nuevamente con Josep María Bartomeu. En el marco de un encuentro que duró más de una hora y media, se abordaron los siguientes temas:

1) Coincidencias entre el Barcelona y Belgrano, Heredia y Cos.
2) La experiencia de la gestión de clubes vs SA deportivas, donde Bartomeu explicó que quedan sólo cuatro clubes en España, pero justamente los dos que disputan la copa en la mayoría de los torneos son Barcelona y Real Madrid, ambos clubes están en manos de socios.
3) "No es cierto que un hincha no pueda conducir un club y yo soy ese caso", expresó Bartomeu. El presidente del Barcelona se expresó así, rechazando el cuestionamiento hacia una Presidencia encabezada por un hincha que es socio como el caso tanto de Barcelona y Real Madrid, que con perfil y experiencia adecuada es la gestión normal de un club, basada en el corazón y en la cabeza.
4) La recuperación de la ambición deportiva de un club como Belgrano tras la crisis institucional que empezó hace 20 años
5) El proceso formativo de juveniles, la estrategia basada en formación de valores propios es el modelo del Barcelona así como lo debe ser el de Belgrano.
6) El Barcelona no es club vendedor, el otro extremo es la venta inmediata del juvenil apenas completa el proceso formativo y antes de afirmarse en el equipo titular, como hace el RCD Espanyol de Barcelona (que registra inferior desempeño deportivo que FC Barcelona y no ha logrado campeonatos) y como viene haciendo Belgrano en sus últimos años. En este punto, Montoya explico que “es algo que Corazón Celeste se propone cambiar por un modelo intermedio que le permita retener los juveniles por alrededor de 3 (2+1) años y así conformar un plantel competitivo de Primera División basado en valores del club”.
7) Reflexiones sobre la importancia de tener un modelo sea club o SA y luego seguirlo, cualquiera de ellos podría prevalecer bien conducido, pero se han generado tensiones entre los hinchas y los propietarios en varios países en el modelo de propiedad privada, porque unos y otros no quieren lo mismo.
8) Criterios de transparencia para asegurar seriedad en la administración de los clubes, destacando la importancia de compensar la falta de normas a nivel general.
9) El sentido del espejo del Barcelona para Belgrano, dado el paralelo entre Córdoba y Cataluña, la compatibilidad de modelo básico de ser ambos clubes de los socios, y la prioridad al proceso formativo de juveniles.

Luego de la entrevista, el candidato a Presidente de Belgrano fue invitado a recorrer La Masia (la Villa Esquiú del Barcelona), considerado este sitio como el estado del arte en formación de juveniles.

El miércoles 8, Montoya fue invitado a presenciar el partido del Barcelona frente al Paris Saint-Germaint en la vuelta de octavos de final de la Champions League.

En referencia al balance parcial sobre su visita al “Barca”, Montoya detalló: “En primer lugar estamos muy agradecidos de poder dialogar sobre Belgrano con el presidente de un club como lo es el Barcelona”. Y agregó: “Me encontré con que el modelo de Barcelona tiene similitudes en lo esencial, al que Corazón Celeste propone para Belgrano. Más allá de las diferencias de envergadura económica que hoy se observan, al igual que Belgrano, FCB es un club de los socios, que tiene como pilar estratégico el desarrollo de valores juveniles. Observé en la visita al “Barca”, que se afirma nuestro diagnóstico acerca las fallas de Belgrano hoy, que son 1) vender demasiado rápido (y para colmo a rivales directos como Independiente o Lanús, caso Rigoni que nos hizo un gol y perdimos), 2) tener a un profesor de gimnasia de responsable deportivo, mientras nosotros presentamos a un hombre del fútbol y del club como Luis “Chiche” Sosa entre otros, y me encontré con que esto es justamente lo que hace el Barcelona; y 3) además, lo que les digo a todos, en Belgrano la falla grave es que las divisiones inferiores juegan distinto a la Primera y distintos entre sí, con esquemas disímiles. Aquí, desde la categoría más chica a la Primera, todas siguen la misma línea de juego”.

Montoya a modo de reflexión general sobre esto último, agrego: "Algunos no me entienden cuando hablo de realinear los esfuerzos de Belgrano para alimentar el sueño de ser campeones, pero en esto último queda claro. Belgrano ha avanzado mucho, pero así como viene jamás será campeón, salvo por descarte, quizá dentro de otros 115 años, si River y los demás grandes vuelven a caer todos en crisis al mismo tiempo, y si en ese entonces no volvemos a desaprovechar la oportunidad que dejamos pasar sin siquiera intentarlo. Hay que corregir estas fallas, armar una herramienta financiera que apuntale esto, y lo principal, cambiar la mentalidad de mediocridad deportiva y del “no podemos”, por una mentalidad ambiciosa en lo deportivo, a partir de convencernos que “si podemos”. Ahí, que se agarren nuestros rivales, vamos por ellos."

“El modelo que da para lo más, da para lo menos. Si Barcelona con este modelo puede disputar los torneos europeos e internacionales, Belgrano con uno similar adaptado a las diferencias de envergadura económica presentes, puede pelear los torneos argentinos y regionales”, concluyó.