PARA GANAR, BELGRANO NECESITA GOLES Y NO LOS HACE


El entrenador del Pirata Diego Osella dijo que no pudo dormir repasando el partido que se les escapó contra San Martín el viernes por la noche en Tucumán.


La calentura no se pasó con el correr de las horas. Mientras más se pensó en el partido que Belgrano empató con San Martín en Tucumán, más difícil se hizo de digerir el trámite del juego y todo lo que se falló sobre la valla de Jorge Carranza. Y que derivó en el cuarto empate en línea del Celeste, esta vez sin goles.

“No pude dormir”, le dijo el entrenador Diego Osella cuando quiso graficar cómo le fue en el pos encuentro con el Santo. Después, el DT le dijo a Mundo D: “Pienso y no puedo creer que no hayamos ganado por no concretar todo lo que generamos. Tengo bronca, impotencia y esas cosas, porque el equipo responde, va al frente, es sólido... Pero se gana con goles y no los hacemos”.

Pero más allá que la sensación de que se trajo poquito de Tucumán, la realidad marca que el sábado por la tarde en el Gigante será el tiempo de San Lorenzo: “Tenemos que insistir sobre lo mismo que se viene haciendo, porque el equipo sabe lo que tiene que hacer. Hemos jugado cuatro partidos a la altura de lo que es Belgrano. Después se analizará porqué no se hacen goles, pero lo importante es que el equipo está y si nos toca sufrir hasta el final, se deberá aceptar”.

Después de lo que hizo ante Boca y de todo lo que se generó en Tucumán y no se pudo concretar, el panorama indica que frente a San Lorenzo (el sábado a las 19.20) no será el tiempo del cambio, más allá que tendrá el obligado por la expulsión de Maximiliano Lugo.

“Estamos por el buen camino, pero pasa que a esta altura del torneo no alcanza con el merecerlo, hay que hacerlo. Pero somos conscientes de que es así, pero lamentablemente no se logró, estoy triste por eso y cuando nos quedamos con 10 en Tucumán lo fuimos a buscar, porque es lo que necesitamos”, agregó el técnico.

Lo más complicado en los seis juegos que le quedan a los celestes de cara al final del torneo es que se le presente otro partido tan favorable para ganar como el que se dio el viernes a la noche: “La verdad es que es muy difícil que se de otro partido parecido al que se jugó con San Martín, no creo que suceda”.




“Nosotros tenemos seis finales más, no hay otra forma de imaginar lo que nos queda. Hay que programar, diagramar, pelear y trabajar los partidos para jugarlos con el corazón y ver si de a poco o mucho, se convierte lo que generamos”, analizó el DT y agregó: “Estoy convencido que se puede, por lo que veo y por lo que me dan los futbolistas, el día que no lo sienta así, lo diré. Pero hoy entiendo que sí podemos”.

Palabra de jugador

Joaquín Novillo tuvo que batallar con los puntas locales y se las “bancó”, pero al referirse a lo que viene fue contundente: “Hay que seguir, salir de esta y seguir. No se puede uno quedar porque sino estás listo. Seguramente en el próximo partido van a llegar los goles”.

Leonardo Sequeira, por su parte, mostró sus sensaciones: “Estamos conformes con el rendimiento que mostró el equipo, pero muy molestos por el resultado. Sabemos que todos los días mejoramos y para eso estamos trabajando”.

Finalmente, el capitán de los Celeste, César Rigamonti sostuvo: “La verdad es que cuesta encontrar respuestas a lo que nos pasó en Tucumán, tuvimos situaciones muy claras y no se pudo marcar. Pero hay que trabajar para seguir creciendo, porque los goles van a llegar”.