BELGRANO DEFENDIÓ COMO UN LEÓN

Como si la mala energía se hubiera quedado toda acumulada en el Kempes luego de la derrota de la Selección por Eliminatorias, Belgrano y Aldosivi jugaron un partido sin sobresaltos. Si bien hubo unos primeros minutos prometedores, en los que intercambiaron ataque por ataque, rápidamente entraron en una meseta, a tal punto que los arqueros pasaron a ser privilegiados espectadores. Y eso que tanto el Pirata como el Tiburón necesitaban sumar de a tres para salir del fondo de la tabla. Al final, con una salvada magistral, León, zaguero de la visita, decretó el empate sin goles.

Una de las pocas jugadas claras de la noche cordobesa sucedió en ese primer cuarto de hora que ilusionó para luego tirar una gigante bomba de humo. Una buena contra que Penco definió de primera y que Olave tapó muy bien. Después llegaron los errores, las patadas, las ganas de haber aprovechado el viernes a la noche de alguna otra manera...

Pero el ingreso de Pereyra le sacó la modorra a Belgrano, que creció y empezó a ir aunque no le sobraban ideas. El Picante tuvo un cabezazo que no llevó demasiado riesgo al arco de Aldosivi y, sobre la hora, la jugada más destacada del partido tuvo que ver con un cruce nivel Mascherano contra Robben en el último Mundial, de León a Luján, que le impidió al Pirata llevarse la victoria. A seguirla remando.