LAS CINCO CLAVES DEL EMPATE DE BELGRANO ANTE AGROPECUARIO

El Pirata perdía por un gol "extraño" desde el arranque y logró empatarlo después del parate por la lluvia gracias a Techera.

Belgrano venía de ganarle a San Martín de San Juan y necesitaba los tres puntos ante Agropecuario, pero... se dio un empate que puede entenderse a partir de las siguientes claves.

Fantasmas. El tempranero gol de la visita, producto de groseros errores, despertó viejos temores y puso intranquilo a Belgrano.

Ausencia. Con el balón, los celestes estuvieron acelerados y no tuvieron cómo suplir el desequilibrio individual de Luján.

Herido. Aún con pocos argumentos, el local intentó abrir la cancha y llenó de centros a un rival que se defendió bien.

Lluvia. Tras la pausa, y con la cancha rápida, el desorden fue generalizado. El empate llegó por un remate "envenenado" de Techera.

Correr y nada más. Belgrano equivocó los caminos. Arriesgó, pero no tuvo quien pensara.